¿Eres de l@s que envía solicitudes de empleo como tu tía envía bendiciones? Es una pena, pero con ese método, la respuesta será prácticamente nula. Tal vez no tengas mucha experiencia. O puede ser que hayas estado fuera del mercado laboral algún tiempo y apenas estás tomando vuelo. En fin, sobran razones por las que puedes estar alejándote del éxito profesional, sobre todo si no ejerces la autorreflexión y decides ignorar tus errores.

En la actualidad, no es suficiente hacer lo que siempre te han dicho. Para encontrar un trabajo que te guste, tienes que ser una persona atrevida. Te presentamos 12 formas de sabotear tu búsqueda de trabajo sin darte cuenta. No lo dudes, cualquiera de los siguientes errores tendrá un impacto negativo en tu futuro. La buena noticia es que puedes empezar a corregirlos hoy mismo.

01/ No estás buscando oportunidades de networking

Embed from Getty Images
El establecimiento de una red de contactos profesionales es una forma de vida. Puedes encontrarl@s en muchas circunstancias, por ejemplo: asistiendo a conferencias de la industria, congresos y conversando con personas, en cenas de negocios, incluso en la sala de espera del aeropuerto. La idea es estar disponible para tener una conversación donde quiera que vayas. Si no te involucras en redes de forma proactiva, estás limitando tus oportunidades de conectar estratégicamente.

02/ No tienes redes sociales

Embed from Getty Images
Te puedes ahorrar cuentas en Facebook e Instagram, sin embargo, tener un perfil de LinkedIn es obligatorio. Quienes no estén todavía en LinkedIn en pleno 2017, son perfiles automáticamente descartados por l@s expert@s en reclutamiento con enfoque tecnológico.

03/ O peor… tus redes sociales son inapropiadas

Embed from Getty Images
En contraste, una presencia digital excesiva y poco profesional, es un suicidio para tu carrera. De acuerdo a l@s headhunters expert@s de StarChoice, las publicaciones que seguramente trabajarán en tu contra durante tu búsqueda de trabajo son:

  • Imágenes, fotos, videos o información provocativa o inapropiada
  • Información sobre ti bebiendo o consumiendo drogas
  • Comentarios discriminatorios relacionados con la raza, religión, género, etc.
  • Publicaciones donde hables mal de empleos anteriores o compañer@s de trabajo
  • Habilidades de comunicación deficientes

04/ Errores y mala gramática en las solicitudes

Embed from Getty Images
Tampoco es el fin del mundo. Sin embargo, los errores tipográficos y la mala gramática pueden ser una enorme bandera roja para las empresas, puesto que manifiestan negligencia. Si estás buscando un trabajo, pero no te tomaste el tiempo de revisar a profundidad el CV y/o la carta de presentación antes de dar clic en el botón de “enviar”, ¿qué se puede esperar de ti al momento de tomar decisiones? Además, también es una mala señal para el futuro, que hayas ingresado a la universidad y te hayas graduado sin necesitar habilidades básicas de comunicación.

05/ No personalizas tus interacciones para el puesto específico que solicitas

Tu búsqueda de empleo se volverá rápidamente obsoleta si no te tomas el tiempo para personalizar tus conversaciones con el equipo de contratación. El currículum vitae y la carta de presentación deben diseñarse para el puesto solicitado. Si tienes experiencia notable, debes ser capaz de utilizar la terminología de la descripción de la vacante como una guía para la sintaxis de tu material. Igualmente, personaliza los correos electrónicos, ya que un mensaje estándar sobre tu formación profesional solo obstaculizará tus posibilidades de realizar una entrevista.

06/ Estás desaprovechando los Currículum Multimedia

Embed from Getty Images
Con el emprendimiento y las empresas de comercio electrónico en aumento, los sitios web y portafolios se han convertido en la norma para much@s. Ciertas profesiones, como diseño gráfico, escribir, marketing y publicidad, y hablar en público, ya utilizan portafolios en línea para complementar los currículos tradicionales. Así que si estás en una de esas industrias, considera la posibilidad de crear uno (por favor, no mandes archivos en Word). Plataformas como WordPress, Medium, SquareSpace o Wix, pueden ser soluciones rápidas.

07/ Tu “pasión” es lo único que importa

Embed from Getty Images
Uno de los consejos laborales más comunes es que debes “seguir tu pasión” y “hacer lo que amas.” Bueno, eso está excelente, yo misma lo he recomendado, pero a veces para llegar a donde realmente quieres estar, tienes que besar algunas ranas – valga la metáfora. Esto significa que no todo trabajo será el trabajo de tus sueños. Mucha gente exitosa afirma que comenzó desde cero antes de forjarse una carrera que las hiciera sentir orgullosas. Si la oferta laboral no cumple absolutamente todos tus criterios, al menos dale el beneficio de la duda, ¿quién sabe a dónde podría llevarte?

08/ Aplicar masivamente a innumerables ofertas de trabajo

Es imprudente aplicar para un trabajo en seguida que es publicada la vacante, y es todavía peor, enviar 100 solicitudes de empleo en una semana. Tómate el tiempo para investigar a fondo la empresa, y verifica que realmente cumples con los requisitos (al menos el 75%) del puesto antes de hacerlo. Si omites este paso crítico, perderás tu tiempo y el tiempo de la compañía. Por no mencionar que estarías arruinando tus oportunidades para alguna vacante futura que se adapte mejor a tu perfil.

09/ Mentir

Embed from Getty Images
Esto debería ser lógico, pero por desgracia todavía ocurre. Las mentiras no son sostenibles a largo plazo y se acaban descubriendo. Cualquier dato que menciones durante el proceso de selección puede -y seguramente- será confirmado (o no) por tu posible empleador. Mentir te impedirá construir una reputación profesional o una marca personal auténtica. No mientas. No lo necesitas y no te beneficiará en absoluto.

10/ Dar respuestas temerosas

Hay una línea muy delgada entre parecer agradable o sumis@ en una entrevista. Sí, debes dar una percepción de tranquilidad, mas no debe confundirse con miedo. Para evitar sonar ambigu@, define con anticipación los puntos clave que desees mencionar, y ten claro cómo los vas a abordar. No temas hablar del salario para que puedas responder con confianza cuando llegue el momento.

11/ No aprender nuevas habilidades

Embed from Getty Images
En un mundo que está cambiando constantemente, las personas más competitivas recurren al autoaprendizaje para mantenerse relevantes. Si tu teléfono no está sonando y tu bandeja de entrada no está saturada de invitaciones a entrevistas, invierte ese tiempo en entrenar la mente. Entonces, cuando consigas la entrevista, estarás preparad@ para impresionar.

12/ Olvidar dar seguimiento a los procesos

Dar seguimiento después de una entrevista de trabajo es muy importante y, a menudo, lo pasamos por alto. No dudes en mandar correos de agradecimiento. Reitera tu interés en el trabajo y enfatiza cómo contribuir de forma positiva a la compañía. Siempre con medida, por supuesto.

Estamos en un mercado laboral competitivo, por eso es esencial prestar atención a este tipo de detalles. Cualquiera de estos errores podría ser el factor que decida si te quedas con el trabajo o te dan las “gracias por participar”.

¿Cuál de estos consejos puede ayudarte en tu búsqueda de empleo? Compártenos tu experiencia. Para revisar las vacantes vigentes entra aquí.

Cover: Diseñado por Freepik

.
Share This
A %d blogueros les gusta esto: