Un día despiertas y es mayo. Han pasado cinco meses desde que decretaste que 2017 sería el mejor año de tu vida. Doce uvas con doce resoluciones y/o propósitos. Por cierto, ¿cómo vas con eso? ¿Estás donde te proyectaste que estarías a estas alturas del año?

Hay quienes cumplen al pie de la letra sus resoluciones de Año Nuevo. Son personas dignas de admiración y, por qué no, hasta de envidia por su determinación de acero. Sin embargo, existen otras que necesitan motivación constante para continuarlas más allá de los primeros días o semanas. Lo entiendo. La vida es lo suficientemente abrumadora por sí sola, para sumarle el tiempo y la energía que implica cumplir con lo que se promete. Sin embargo, se supone que tú hiciste esa lista de acuerdo a tus posibilidades.

Este es el punto ideal del año para que realices un reality check de donde te ubicas actualmente: ¿Ya bajaste esos kilos “extras”? ¿Cambiaste a un mejor trabajo? ¿Compraste el boleto de avión para esas vacaciones de ensueño? Cierto, han pasado cinco meses, pero te quedan siete más para lograrlas, o al menos, ponerlas en marcha. Recuerda que los límites son autoimpuestos y el momento para volver al buen camino, es hoy.

A continuación, reproducimos algunos consejos de la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés), respecto a cómo llevar a cabo las resoluciones de Año Nuevo. ¿Lo más importante? ¡No detenerse ante nada!

Empieza con moderación: Haz resoluciones que crees que podrás mantener. Si, por ejemplo, tu meta es obtener un mejor trabajo, planifica actualizar tu información de las plataformas en línea y manda tu CV tres o cuatro veces a la semana en vez de siete veces a la semana. Si te gustaría comer saludablemente, intenta reemplazar las comidas procesadas por alimentos naturales, en lugar de hacer una dieta estricta.

Estás adaptando tus metas a la realidad, lo cual no implica conformidad, sino que tuviste que hacer ajustes en tu plan original. Lo importante no es la meta, sino el camino.

Cambia un comportamiento a la vez: El comportamiento dañino se desarrolla a través del tiempo, así que reemplazar comportamientos que no funcionan por otros saludables también requiere tiempo. No te desanimes ni pienses que debes revaluar todo en tu vida. Más bien, esfuérzate en cambiar una cosa a la vez.

Conversa: Comparte tus experiencias con familiares y amigos. Considera unirte a un grupo de apoyo para alcanzar tus metas, como foros y comunidades de Candidatos o un grupo de colegas que estén en proceso de dejar de fumar. Tener con quien compartir las luchas y éxitos hará que tu camino a una vida saludable sea mucho más fácil y menos preocupante.

No te frustres: La perfección no es alcanzable. Recuerda que cometer errores en el proceso de lograr tus metas es normal. No te des por vencida porque fumaste un cigarrillo en una fiesta después de dos semanas sin hacerlo, o porque no te han respondidos luego de una semana de mandar tu currículum. Todo el mundo tiene sus altibajos. Recupérate de esos pequeños inconvenientes y sigue adelante. Lograr un poco es mejor que no lograr nada.

Pide apoyo: Aceptar ayuda de las personas que te quieren y que te escucharán, te dará fuerza y habilidad para manejar el estrés causado por tus propósitos. Si te sientes angustiada o incapaz de alcanzar tus metas por ti misma, considera obtener ayuda profesional. L@s psicólog@s entienden perfectamente la conexión entre la mente y el cuerpo. Pueden ofrecerte estrategias para ajustar tus metas para que sean más alcanzables, y al mismo tiempo, pueden ayudarte a cambiar comportamientos dañinos y hablar sobre asuntos emocionales.

Como último consejo, te invito a que creas en tu capacidad de lograr que las cosas sucedan. Cuando crees en ti, te encaminas hacia el éxito y, por lo tanto, eso es lo que se manifiesta. Lo mismo ocurre en la dirección opuesta: si no crees en ti, aseguras el fracaso. No es magia negra, es disciplina.

Cuéntame, ¿te vas a animar a retomar con fuerza y determinación tus propósitos 2017 o te vas a rendir sin intentarlo?

 

Fuente: Cómo cumplir con sus resoluciones de Año Nuevo

.
A %d blogueros les gusta esto: