Sabemos por experiencia que fundar una empresa es una tarea sumamente complicada. Para que una excelente idea triunfe, es necesario identificar el problema, resolverlo y crear un producto a su alrededor – o un servicio, si fuera el caso. Con suerte, armarás un equipo enamorado de tu visión y solo tendrás que sentarte a esperar que la magia suceda.

Sin embargo, la mayoría de las veces, la magia no sucede y el negocio no crece a un ritmo acelerado; o lo que es peor, simplemente no crece. Aunque hayas hecho todo lo que te dijeron que tenías que hacer para triunfar, no habrá sido suficiente. Es decepcionante y abrumador. Pero, ¿sabías que la razón número uno por la que las personas no consiguen lo que quieren es porque se rinden al primer intento? No tengo las estadísticas ni los datos duros para demostrarlo, pero debe estar documentado.

Podría haber ocurrido cualquier cosa, aunque probablemente se resume de esta manera: no conseguiste lo que anhelabas inmediatamente y en lugar de mantener la calma hacia el siguiente intento, te rendiste.


Negocios de fotografía diseñado por Pressfoto – Freepik.com

Contrario es el caso de Diana Nyad, a quien le tomó 5 intentos y 35 años conseguir su objetivo. A los 64 años cumplió su sueño de ser la primera persona en nadar los 103 kilómetros del estrecho de Florida, desde Cuba a Florida, sin una jaula de buceo.

Intentó la hazaña, por primera vez, en 1978 pero no tuvo éxito, así que siguió con su vida y se enfocó a otros intereses. Sin embargo, luego de cumplir 60 y perder a su madre, este sueño resurgió.

Para alcanzar su meta, Diana tuvo que superar obstáculos físicos, emocionales y mentales. Su mantra para el quinto intento fue ”encuentra la forma”—y ¡vaya que la encontró! Cientos de personas la esperaron en la playa de Key West el lunes 02 de septiembre de 2013, después de nadar durante 53 horas. Y las 3 palabras que pudo articular cuando llegó allí fueron: “Nunca, jamás se rindan”.

 

no te rindas 02

Cortesía Reuters

no te rindas 01

Cortesía Reuters

Su vocación de perseguir y alcanzar un sueño tan extremo requirió convicción, pasión inquebrantable y le permitió ser la mejor versión de sí misma. Ella no triunfó a la primera, se equivocó y fracasó en el camino. Pero lo importante, es que continuó a pesar de todo. No cabe duda que se trata de un ejemplo de vida inspirador y del que deberíamos tomar nota.

Muchos de ustedes seguramente son nuevos en el mundo profesional, tal vez decidiendo si iniciarás tu propia empresa porque ya tienes una gran idea, pero no estás seguro si tienes lo que se necesita para impulsarla. O tal vez estás trabajando una visión sobre cómo mejorarás tu entorno y deseas inspirar a otros para que se unan en tu viaje. O quizás quieres colaborar en una revista, pero te da miedo que rechacen tu escrito. Incluso puede tratarse de hornear un pastel por primera vez. Cualquiera que sea el caso, haz la elección correcta: ¡No te rindas! No hay metas pequeñas, si no lo logras a la primera, inténtelo de nuevo. Es un hecho que tienes que pasar por el fracaso en el camino al éxito.

¿Te estás poniendo metas que te permitirán ser la mejor versión de ti mism@? ¿Te sientes inspirad@? Te invito a mirar la plática completa de Diana Nyad, te aseguro que serán los mejores 15 minutos de tu día. 😉

 

Fuentes:

‘Never, ever give up:’ Diana Nyad completes historic Cuba-to-Florida swim

 

.
A %d blogueros les gusta esto: