A tod@s nos ha pasado que acabamos de conocer a alguien, estamos teniendo una conversación trivial como cualquier otra, y de repente, como si su vida dependiera de ello, quiere saber por quién votaste en las últimas elecciones. O peor, pregunta por tu religión y/o tu orientación sexual. Cuando eso ocurre, yo suelo interpretarlo como una simple indiscreción; una pregunta de mal gusto motivada por una curiosidad malsana. Por el contrario, si estas preguntas surgen durante una entrevista de trabajo, sospecho de sus razones.

En una entrevista de trabajo, la prioridad es identificar cómo una persona responde con su experiencia a las exigencias del puesto. También sirve para corroborar y ampliar los datos que un/a candidat@ ofrece en su currículum vitae. Pero lo cierto es que, en muchas ocasiones, los reclutadores plantean preguntas no relacionadas con la vacante, desvirtuando el objetivo principal. Eso no se vale.

La Constitución Mexicana establece en el Artículo 1 que “Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”.

Asimismo, el Artículo 133 de la Ley Federal del Trabajo prevé que “Queda prohibido a los patrones o a sus representantes: Negarse a aceptar trabajadores por razón de origen étnico o nacional, género, edad, discapacidad, condición social, condiciones de salud, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otro criterio que pueda dar lugar a un acto discriminatorio…”

Cuando las preguntas en una entrevista laboral, no tienen relación directa con el puesto de trabajo, no tienes obligación de responder. En la mayoría de las casos, la información personal resulta intrascendente para evaluar la profesionalidad de una persona.

En México, estos son ejemplos de preguntas que pueden causar discriminación:

01/ ¿Alguna vez has estado detenid@?

8 preguntas que pueden ser discriminatorias en una entrevista laboral01

Si quien te entrevista te hace esta pregunta, es probable que piense que las personas con este tipo de antecedentes no van a ser buenos colaboradores. Te toca demostrar que se equivoca. Los empleadores tienen derecho a saber si fuiste condenad@ por un delito, pero no pueden preguntarte si has sido arrestad@. En el caso de que así haya sido, podrías discutir el incidente y señalar que se trata de un evento del pasado que no volverá a pasar.

02/ ¿Cómo está tu salud?

Es ilegal que te cuestionen sobre tu salud y capacidad física en general, incluso cuántos días enferm@ pasaste en tu último trabajo. No obstante, las empresas están autorizadas a preguntarte sobre las capacidades físicas específicas relacionadas con las tareas que estarías obligad@ a ejecutar en el trabajo. Por ejemplo, quienes deseen dedicarse a la aviación, deben ser capaces de reconocer señales de navegación, luces de aproximación y aterrizaje, paneles de instrumentos, lectura de cartas o balizas aeroportuarias, entre otras muchas funciones. Y para ello, es indispensable una visión correcta de los colores.

03/ ¿Estás embarazada? / ¿Planeas tener familia?

8 preguntas que pueden ser discriminatorias en una entrevista laboral02

La Ley Federal del Trabajo prohíbe a los patrones en el Artículo 133, fracción XIV exigir la presentación de certificados médicos de no embarazo para el ingreso, permanencia o ascenso en el empleo.

Este tipo de preguntas implica una discriminación a las mujeres en un mercado laboral que, de hecho, ya las sitúa en una posición de desventaja: sus salarios suelen ser más bajos; están mucho más afectadas por la precariedad (temporalidad, empleo a tiempo parcial) y ocupan menos puestos de responsabilidad.

De las 1,122 quejas que recibió Conapred (Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación) entre 2011 y 2014, 40% están relacionadas con embarazos.

04/ ¿Estás casad@ o está entre tus planes? / ¿Tienes hij@s?

Esto es una forma de condicionar el puesto por causas como cultura y filosofía de la organización. Sin embargo, no aporta información sobre las habilidades necesarias para el puesto, y sí puede ser utilizada para discriminar, pues quien entrevista puede tratar de averiguar la disponibilidad o el compromiso del potencial empleado. De hecho, cualquier pregunta hecha para obtener información sobre los planes de una persona respecto a su familia (matrimonio, compromiso, y la planificación de l@s niñ@s) es técnicamente ilegal, ya que cae bajo la discriminación por embarazo.

El empleador tal vez te pregunte “¿quién va a cuidar de tus hijos mientras estás en el trabajo?” O “¿podrías conseguir una niñera a corto plazo?; de ti depende responderlas, pero recuerda, todo lo relacionado con el estado civil, familia y orientación sexual, están protegidos.

05/ ¿Cuál es tu ideología? / ¿Cual es tu religión?

Las preguntas sobre ideas políticas, así como cualquier referencia relacionada con el culto religioso, o simplemente si el/la aspirante es ate@, no pueden estar presentes en una entrevista de trabajo.

Estas preguntas las hacen para averiguar si pueden contar contigo los fines de semana y días de fiesta.

06/ ¿Cual es tu nacionalidad?

8 preguntas que pueden ser discriminatorias en una entrevista laboral03

Las empresas tienen el derecho de comprobar que estás en el país legalmente, pero no pueden simplemente preguntar tu raza o lugar de nacimiento. Tampoco pueden preguntarte tu lengua materna. Aunque te parezca una pregunta inofensiva y con buenas intenciones, puede resultar una conducta discriminatoria.

07/ ¿Has usado drogas en el pasado?

El problema con esta pregunta es que “las drogas” puede significar cualquier cosa: desde sustancias ilegales hasta medicamentos con receta. La empresa no puede preguntarte si usaste drogas en el pasado a menos que hayas sido ligad@ con un crimen y condenad@ por lo mismo. 

Lo que sí pueden preguntarte es si actualmente consumes drogas, e incluso, pueden hacerte tomar un examen en algún momento.

08/ Imagen personal

8 preguntas que pueden ser discriminatorias en una entrevista laboral04

De acuerdo con datos del Reporte sobre la discriminación en México 2012, investigación realizada por el Conapred y el Centro de Investigación y Docencias Económicas, la discriminación laboral por apariencia física o tatuajes resulta determinante en el momento en que una persona participa en un concurso de reclutamiento laboral. En México, uno de cada 10 habitantes posee un tatuaje. Es decir, 12 millones de personas, de los cuales la mayoría no sobrepasan los 20 años.

La próxima vez que vayas a una entrevista, ten en cuenta que puedes reservarte cierta información sin temor aunque no te contraten. Nadie puede obligarte a abandonar tu privacidad para obtener un trabajo. La clave para saber si se está ante un hecho de discriminación -y por tanto un delito-, es identificar si la empresa está realizando una distinción no razonable para ocupar un puesto y esto produce desventaja para el/la postulante.

Si se sospecha que la respuesta fue un motivo para negarte el trabajo, se puede levantar una queja ante la Conapred.

Si eres responsable de la contratación de personal, te invitamos a superar los prejuicios. La capacidad que una persona puede tener para desempeñar un trabajo no está condicionada por los tatuajes que tiene, ni por sus creencias religiosas, ni por si desea o no tener una familia. Quien no se de cuenta de ello, está limitando su acceso a grandes talentos, y por lo tanto, su éxito empresarial.

 

Fuentes:

6 Preguntas Ilegales que se hacen en las Entrevistas de Trabajo

Preguntas “Ilegales” en las Entrevistas de Trabajo

4 Preguntas Que Pueden Discriminar en una Entrevista Laboral

 

.
A %d blogueros les gusta esto: