Quiero pensar que a estas alturas, está claro que aplicar a una vacante con el correo electrónico de la secundaria es una terrible idea (o peor aún, con el correo institucional de tu empleo actual). Así que gatito406[at]mexicomix.com está totalmente descartado. Por otro lado, seguramente, en cuestión de entrevistas, ya tienes dominado un sólido apretón de manos, manejas tu CV en varias versiones y has practicado las respuestas para las preguntas comunes al pie de la letra. Pero, ¿sabes que existen otros factores que podrían afectar negativamente la impresión que dejas en las personas que reclutan?

Hablé con dos Headhunters de StarChoice, quienes me contaron qué acciones poco profesionales descartan Candidaturas automáticamente. Sigue leyendo para que evites caer en estos vicios, tanto como evitas los camiones en hora pico.

1. Actitud negativa y quejumbrosa.

Mary Lino, Headhunter Senior de StarChoice, dice que pocas actitudes te hacen ver tan poco profesional, como cuando te expresas con desprecio de empleos anteriores. Como dice el refrán, “Por la boca muere el pez”. Lino sabe que puede ser difícil enmascarar tus sentimientos, sobre todo cuando no fueron experiencias gratificantes, sin embargo, desde su punto de vista, las personas tienen que tener la capacidad para rescatar aprendizaje de ellas.

Quien habla en exceso termina siendo víctima de su propia verborrea. Incluso si se trata de temas insignificantes. Evita centrar la plática en quejas del pasado y demuestra curiosidad e interés por lo que tienes en frente.

2. Ser impuntual.

Una persona que no llega a tiempo a una entrevista, demuestra que no valora lo suficiente el tiempo de los demás, o carece de compromiso con el potencial trabajo. Mary afirma que “Me parece que se trata de personas irrespetuosas e indiferentes; por supuesto, puede haber razones de peso para el retardo, hay que ser flexibles en ese sentido, pero cuando simplemente no llegan, y además se siguen postulando a las vacantes, no se les puede tomar en serio”.

3. Asumir poses de superioridad.

errores que debes evitar si quieres que te contrataten

Diseñado por Freepik

Los consejos de Mary valen oro, así como los de Azbel Rodríguez, Headhunter Junior en StarChoice, cuyas aportaciones son igual de valiosas. Ella afirma que en una entrevista es importante portarse de manera natural. Azbel comenta que “No somos tontos. No trates de impresionarnos dándote aires de superioridad, comportándote como si estuvieras encima de los demás. Muchos vienen queriendo dominar la entrevista, sin embargo, en lugar de ser asertivos terminan demostrando conductas pasivas-agresivas”.

La verdadera autoridad nace de tu experiencia y de cuánto te hayas preparado para la entrevista, y no de ninguna pose que pretendas asumir, sea para controlar tus nervios o cualquier otra razón.

4. No hacer la tarea.

Un buen candidato investiga sobre la compañía antes de ir a una entrevista de trabajo. Quieres sonar a que te las sabes todas. Leíste la misión, buscaste la historia de sus fundadores, en general, comprendes dónde está parada la empresa y hacia dónde va.

¡Muy bien! Pero Azbel Rodríguez afirma que no basta entender la compañía a grandes rasgos: “Tienes que ir más allá de lo elemental, empaparte con la cultura organizacional desde el principio. Cuéntale al entrevistador cómo es que ambas partes ganarán si obtienes el trabajo”.

Si tus respuestas no tienen fundamentos ni gran contenido, solo disminuirás tus posibilidades de obtener resultados favorables.

5. Complejo de todólogos.

¿Te postulas a todas las vacantes a pesar de no cubrir los requisitos indispensables? No te sorprendas si no te responden. Así lo manifiesta Mary Lino, “Aunque es muy cierto que para algunos puestos podría funcionar (sobre todo cuando la empresa no define correctamente el perfil), lo más probable es que esas personas terminen renunciando a los 6 meses”.

Esto es porque no les apasionaba realmente, por lo que iniciaron su búsqueda sin tener claro qué área les interesa, ni cuál es su puesto objetivo.

6. Descuidar el lenguaje corporal.

Imagina por un momento que estás hablando fluida y perfectamente sobre tus habilidades profesionales y experiencia, pero al mismo tiempo no puedes mantenerte quietx en la silla giratoria, no le sostienes la mirada al reclutador, no dejas de mover tus manos o pies, etc. ¿Qué impresión estarás dando? En el mejor de los casos, que te sientes insegurx de tus capacidades, en el peor, que estás mintiendo.

7. Olvidar tu presencia online.


Diseñado por Freepik

“Increíble que todavía tengamos que enfatizarlo, pero desgraciadamente es nuestra obligación. En la actualidad, todos los reclutadores y gerentes de R.R.H.H van a googlearte y van a encontrar tu presencia online. Debes estar consciente de tus publicaciones”, asegura Azbel Rodríguez.

Por otro lado, si tu presencia en línea es escasa, también las oportunidades lo serán. La web es una herramienta fundamental para encontrar talento, y si tus perfiles no están actualizados ¿cómo van a descubrirte? El primer paso es actualizar tu perfil en StarTalent, pero también puedes utilizar las redes sociales para encontrar empleo.

Cuando se trata de conseguir el trabajo de tus sueños y presentarse como profesionales, hay que cuidar más que solo la ortografía. Antes de cantar victoria por haber recordado imprimir tu CV, asegúrate de haber contemplado los otros 7 errores que no debes cometer si quieres que te contraten.

 

Fuente:

8 malos hábitos que te hacen parecer muy poco profesional y te restan credibilidad

Cover Photo: Diseñado por Freepik

.
Share This
A %d blogueros les gusta esto: